sábado, 10 de septiembre de 2016

Sobre el término Universidad


El término Universidad proviene del latín universitas, este es un nombre abstracto formado sobre el adjetivo universus-a-um (todo, entero, universal), derivado a la vez de unus-a-um (uno). 

En el latín medieval, universitas se empleó originariamente para designar cualquier comunidad o corporación considerada en su aspecto colectivo.  Universidad no se refería específicamente a un centro de estudios sino a una agremiación, o "sindicato", o asociación corporativa que protegía intereses, de las personas dedicadas al oficio del saber.

Las instituciones que recibieron el nombre de Universidad en sus comienzos históricos, no fueron diseñadas siguiendo una idea determinada, sino que fueron evolucionando a través del tiempo y en ese proceso  definieron sus características, valores, principios y objetivos.  De acuerdo a González Cuevas (1997), estos atributos constituyen el concepto de Universidad y destaca que algunos de ellos son permanentes y otros,  dependen de circunstancias que varían con el tiempo.

En la Edad Media  se describió con la expresión latina studium generale, siendo studium una escuela en la que había instalaciones adecuadas para estudiar. Este título de Estudio General manifiesta la diversidad de las enseñanzas impartidas, da cuenta de su característica no privada (abierta a todos), pudiendo asistir estudiantes de todas partes,  y la validez de sus títulos es reconocida más allá de la región. En las universidades  studium generale enseñaban artes liberales y además tenían una o más de las llamadas facultades superiores: leyes, teología y medicina. Contaban con estatutos y privilegios otorgados, primero por el poder civil y posteriormente ampliados por el emperador o por el papado.

De aquí surgieron las universidades

Revisión bibliográfica: 


Oscar González Cuevas, El concepto de Universidad, Revista de la Educación Superior, Nº 102, ANUIES, México D.F., 1997 (acceso abierto)