lunes, 12 de septiembre de 2016

Las Universidades en el mundo occidental



La universidad como hoy la conocemos surgió en la época medieval. El prototipo de la universidad se ubicó a principios del siglo XII en Bolonia y también en París. La primera estaba dedicada al derecho y la segunda a la teología. 
En la Europa occidental medieval las escuelas generales, se constituyeron en corporaciones jurídicas en base a organizaciones de estudiantes y de profesores, que fueron remodelando las escuelas y consiguiendo importantes privilegios.  En Alemania studium generale y universitas fueron sinónimos desde el principio. El apogeo de la universidad se produjo en el siglo XIII.


Mapa de las universidades en la Edad Media
Las circunstancias que favorecieron el surgimiento de la universidad de acuerdo a Tunnermann serían:

a) el aumento de la población que se dió entre los siglos XI y XIV y que desembocó en una creciente urbanización, generando una mayor complejidad social, promoviendo intercambios de costumbres, bienes e ideas; la especialización de las actividades laborales y la aparición de los gremios; hubieron nuevas y mayores demandas educativas,

b) los cambios en la organización social generados como consecuencia de los cambios en las estructuras económicas, c) el surgimiento de un fuerte afán de saber que generó una mayor demanda de la educación, dando lugar incluso a las migraciones estudiantiles para escuchar las lecciones de los maestros más célebres, d) la aparición de un nuevo oficio, el oficio de enseñar, nacido al lado de los otros oficios en las ciudades, siendo el maestro un artesano más en el mundo medieval.


Miniatura que escenifica una clase en la Sorbona
La primer Universidad fue la de Bolonia y se tomó como fecha de fundación el año 1088 (fecha oficial de la creación de la Escuela de Derecho). La siguiente sería la de París (1150), siguen Oxford (1167), Palencia (1208), Cambridge (1209), Salamanca (1220) y Nápoles (1224).


Las universidades fueron favorecidas con privilegios especiales, siendo el primero el Authentica habita del emperador Federico I (1158), que daba protección imperial a los que tenían que viajar a lugares distantes para estudiar, quedando exentos de la jurisdicción local y poniéndolos bajo el control del profesor u obispo. Felipe Augusto adoptó una medida similar para la universidad de París en 1200 y los papas posteriormente otorgaron el derecho de conferir títulos y el denominado derecho de residencia.
De acuerdo a González Cuevas (1997), en los años posteriores se multiplicó el número de universidades en distintas ciudades, estimándose que en el año 1300 ya había entre 15 y 20 universidades en Europa occidental y que para el año 1500 existían aproximadamente 70 universidades. Estas en general conservaron altos estándares de calidad y contribuyeron a una diseminación de intelectuales y gente culta en toda Europa.

Gramática latina de Maximiliano Sforza

El modelo de Bolonia fue imitado por la Universidad de Salamanca y por la mayoría de las universidades de Europa meridional; el de París influyó en la estructura de las de Europa septentrional. 
Las universidades coloniales de Hispanoamérica se inspiraron en el esquema de Salamanca. 
Los diversos orígenes históricos explican la desigual importancia que en su desarrollo posterior, dieron ambos modelos a la participación estudiantil en el gobierno universitario. En las universidades inspiradas en el modelo de Bolonia la participación estudiantil es históricamente legítima.

A partir del siglo XVI las universidades empezaron a diversificarse y a tomar conciencia de sus funciones y de su papel en la sociedad. Se consideraron a sí mismas como las instituciones encargadas de impartir educación superior, formando parte de un conjunto de instituciones semejantes en cuanto a sus fines fueron legitimadas por las autoridades supremas de cada región mediante la facultad de otorgar grados. De tal manera, sus principales funciones fueron: la enseñanza y el otorgamiento de grados. En muchos casos esta segunda función fue inclusive más importante que la primera. La investigación no era considerada como una función de la universidad.

Sala de Coros de la Universidad de Salamanca, Anónimo del Siglo XVI
Como los modelos de organización que se adoptaron fueron los de Bolonia y París, en algunos casos las universidades eran instituciones gobernadas por los estudiantes que contrataban a los profesores, y en otros, eran instituciones gobernadas por los gremios de profesores.
El modelo de la Universidad de París terminó por imponerse con tres variantes:
1-el más antiguo fue el modelo colegiado o tutorial en el que la enseñanza estaba descentralizada y se formaban numerosas comunidades de profesores y alumnos que estudiaban y convivían, como en Oxford. En este tipo de universidades se impartían conocimientos de tipo general.
2-el segundo modelo fue el de la universidad profesional en donde la enseñanza estaba centralizada y se formaban especialistas de acuerdo a las disciplinas cultivadas por los grupos de profesores. Leiden (fundada en 1575) y Gbttingen (fundada en 1733) se organizaron de esta manera.
3-el tercero fue un modelo intermedio que combinaba una administración central con colegios de tamaño pequeño. Recibió el nombre de college university y según este modelo se inició la construcción de conjuntos de edificios que reunían a toda la Universidad. Se considera que este es el precursor de la universidad moderna ya que tiene una administración única, adopta la estructura de colegios para el entrenamiento profesional y hace énfasis en la unidad de la ciencia.



Revisión bibliográfica: 

Oscar González Cuevas, El concepto de Universidad, Revista de la Educación Superior, Nº 102, ANUIES, México D.F., 1997 (acceso abierto)

Carlos Tünnermann, Universidad y sociedad. Balance histórico y perspectivas desde América Latina,

Editorial Hispamer, Managua, 2001 (acceso abierto)